En el Pleno de investidura, el cabeza de lista del Partido Socialista en Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, ha sido escogido regidor de la urbe con los 9 votos de su capacitación y el apoyo de los 5 concejales de Ciudadanos.

Ambas formaciones anunciaban inmediatamente antes del Pleno que habían llegado a un pacto subscrito por el propio Rafael Sánchez Acera y Miguel Ángel Arranz cabeza de lista de Cs. Conforme el documento, regirán “en alianza”, si bien turnándose la alcaldía: Sánchez Acera va a ser regidor los 2 primeros años, al paso que Arranz figurará como vicealcalde.

Al llegar el ecuador de la legislatura, la alcaldía va a pasar a manos de Ciudadanos, garantizando la continuidad del equipo y el programa de gobierno. Sánchez Acera y Arranz han acordado diecisiete “compromisos políticos” para “prosperar la urbe de Alcobendas”. Entre las prioridades, apuntan la residencia pública a costes accesibles, la igualdad de ocasiones entre mujeres y hombres, y la rebaja de impuestos a familias, desempleados y autónomos.

El nuevo regidor ha prometido “diálogo, proximidad y humildad para hacer de Alcobendas una urbe en la que todas y cada una de las personas se sientan participantes, en la que se promueva el emprendimiento y la atracción del tejido empresarial, en donde el deporte prosiga siendo un vehículo de transmisión de valores democráticos y la cultura nuestra mejor arma para la transformación social.
“El viaje que el día de hoy inicio es complejo y espero estar a la altura de todos. Permítanme emplazarles a que anden conmigo para hacer de Alcobendas una urbe que mire siempre y en toda circunstancia adelante, mas sin dejar a absolutamente nadie atrás” ha concluido el regidor, Rafael Sánchez Acera.