Alcobendas se vuelca con los familiares de las víctimas en un acto de duelo y cariño

Alcobendas rindió el día de ayer homenaje a sus vecinos y vecinas fallecidos por la pandemia para compartir el dolor con sus familiares, en un acto de duelo en el que se renombró al parque de Valdelasfuentes como Jardines de la Memoria y se inauguró la estatua Isla de Luz, obra de Daniel Ibarzabal. Cientos de flores blancas fueron depositadas en este Jardín de la Memoria por esposas, maridos, hijas, hijos, nietos, hermanos… de los alcobendenses fallecidos por la COVID-diecinueve. El regidor de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, se dirigió a los familiares presentes diciéndoles “vuestras lágrimas han sido nuestras lágrimas; vuestras pérdidas, nuestro aflijo, y estos jardines y esta estatua, nuestra memoria. Os traslado el más sentido pésame de toda la urbe y el deseo de que halléis en Alcobendas consuelo, alivio y esperanza”. El vicealcalde, Miguel Ángel Arranz, asimismo tuvo palabras para las familias: “En estos instantes compartimos vuestro pesar y todos nos sentimos uno. Nos sentimos comunidad, la comunidad que hemos formado los vecinos de Alcobendas a lo largo de la pandemia. Y el día de hoy, todos juntos, deseamos rememorar a los que ya no están acá con este día de luto, y esta muestra de respeto a las familias que han perdido un ser querido”.