Esta nueva infraestructura mejora la movilidad en uno de los puntos más conflictivos de acceso a la A-1 en Alcobendas, exactamente en el punto de más tráfico de la Red Nacional de Carreteras. Se estima que van a salir favorecidos de esta apertura doce trabajadores del Arroyo de la Vega y asimismo los veinticinco vecinos del distrito Urbanizaciones.

Con un presupuesto de ochocientos tres mil seiscientos noventa euros, desde el pasado viernes está abierto al tráfico el nuevo acceso a la A-1 desde la Avenida de Bruselas merced a la apertura de un ramal de giro directo a la autovía (sentido Burgos) al lado de la glorieta del centro comercial Diversia. Además de esto, se ha ampliado el ancho de la calzada de la rotonda, lo que ha tolerado la creación de un tercer carril y la rehabilitación de las aceras en esta actuación.

Con esta nueva infraestructura se mejora la movilidad en uno de los puntos más conflictivos de acceso a la A-1 en Alcobendas, debido a la cantidad de tráfico que a diario aguanta el Distrito Empresarial y Urbanizaciones, por la enorme afluencia de trabajadores de las multinacionales situadas en este distrito.

Hoy, lunes dos de marzo, el vicealcalde de Alcobendas y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Arranz, acompañado por su predececesor en el cargo y portavoz del Partido Popular, Ramón Cubián, la concejal de Obras, Cristina Martínez, el concejal del distrito Urbanizaciones, Aitor Retolaza, y el concejal de Centro, Alberto polo, han visitado la zona para conocer el estado final de los trabajos.

Arranz ha destacado que “con la puesta en marcha de esta conexión y la ampliación de un tercer carril en esta glorieta, se agiliza la salida a la A-1 de los más de doce trabajadores del Arroyo de la Vega y los veinticinco vecinos residentes en el Distrito Urbanizaciones”.

Gracias a las obras de los últimos meses, se ha conseguido calmar el tráfico en la Avenida de Bruselas y en la conexión con la A-1 (sentido Burgos), en tanto que con el nuevo ramal se evita el paso por las 2 glorietas existentes.

Cristina Martínez, concejal de Obras, ha señalado la cooperación con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. “La cooperación entre las dos administraciones ha tolerado acometer una obra que va a descongestionar hasta un trece por ciento el tráfico tanto en la zona urbana como en la propia A-1”, ha manifestado la edil.

Las obras, que han supuesto una inversión de ochocientos tres mil seiscientos noventa,19 euros y han tenido un periodo de ejecución superior a 5 meses, se han desarrollado por fases para disminuir al mínimo las molestias de los vecinos y trabajadores del Distrito. Hay que rememorar que, exactamente, esta glorieta da acceso a la A-1 (quilómetro dieciseis) es el punto de la Red Nacional de Carreteras que más densidad de tráfico aguanta.