La Junta de Gobierno local del Municipio de Alcobendas ha anulado el contrato con la compañía Exceltia, adjudicataria del servicio de taquilleros, personal de sala, acomodadores y auxiliares de atención y control de accesos de los centros culturales de Alcobendas. Se trata del punto y final a un inconveniente heredado del precedente gobierno del Partido Popular, que ha generado abundantes inconvenientes a los sesenta y tres trabajadores que prestaban su servicio en Alcobendas, entre ellos, el impago de sus nóminas de los cinco últimos meses. Dada esta situación, el nuevo Equipo de Gobierno del Partido Socialista Obrero Español y Ciudadanos impuso desde la primera Junta de Gobierno una serie de sanciones que han acabado con la rescisión eficaz del contrato.

Además, a lo largo de este tiempo se ha trabajado en la preparación de un nuevo pliego de condiciones para la contratación de este servicio con otra empresa; un contrato que va a entrar en vigor el 1 de enero de dos mil veinte. Mientras el servicio está cubierto pues, de forma urgente, se contrató a una compañía que pudiese efectuar esta tarea en la Escuela de Música y Danza, el Teatro Auditorio Urbe de Alcobendas, la Casa de las Asociaciones o bien el Centro Municipal La Esfera.

Por otra parte, cabe rememorar que, a lo largo de estos 5 meses de orden, el gobierno municipal ha mantenido numerosas asambleas con los representantes de los trabajadores y ha efectuado distintas gestiones con la compañía concesionaria Exceltia, la Hacienda, el Ministerio de Trabajo y los servicios jurídicos del Municipio para desbloquear esta situación. En tanto que, a la llegada de este Gobierno, Exceltia tenía embargada su facturación por deudas a la Seguridad Social, con lo que el pago que efectúa el Municipio por la prestación de estos servicios debía hacerlo de forma directa a la Hacienda al tener embargados sus ingresos hasta la resolución de la deuda. De esta forma, si bien el Consistorio ha estado cumpliendo sus obligaciones establecidos y analizado todas y cada una de las opciones para abonar de forma directa a los trabajadores sus nóminas, esta cuestión ha sido imposible conforme los servicios jurídicos municipales, en tanto que supondría duplicar el gasto.