La Junta de Gobierno Local ha aprobado, frente a la inusual circunstancia que vivimos, postergar la data de cargo en cuenta corriente de los recibos domiciliados para la modalidad ordinaria, pertinentes por año dos mil veinte, de los próximos impuestos y tasas:

-Impuesto sobre Recursos Inmuebles (IBI) rústico y urbano.
-Tasa por Entrada de Automóviles.
-Tasa por Parking con Tarjeta de Residente.

Esto supone el aplazamiento de una cantidad superior a veintisiete millones de euros.

La nueva data de cargo pasa a ser desde el treinta de abril, cuando la en un inicio prevista era desde el veintitres de marzo. Se sostiene en sus términos el resto de condiciones de pago.

Por lo tanto, la nueva data reemplaza a la que se señala en los avisos informativos de los recibos domiciliados que la ciudadanía ha recibido en estos días, y solo afecta al pago por domiciliación en la modalidad ordinaria. El plazo de finalización del periodo voluntario de pago se sostiene hasta el día cuatro de mayo.

Asimismo, el Gobierno municipal de alianza compuesto por Partido Socialista y Ciudadanos ha decidido que el Impuesto de Automóviles de Tracción Mecánica cambia la data prevista del cargo en cuenta corriente, pasando del cuatro de mayo al doce de junio.

El regidor de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera, ha asegurado que “el Municipio trabaja de la manera más veloz posible para mitigar los efectos del coronavirus, una situación nueva para cualquier administración” y ha explicado que con esta medida se quiere “dar un respiro a los y las vecinas, al comercio local y a las personas autónomas, y asistirles a superar, dentro de lo posible, las consecuencias económicas y sociales que está provocando la pandemia”.

Por su parte el vicealcalde, Miguel Ángel Arranz, ha destacado que “ahora debemos concentrarnos todos en superar la crisis sanitaria y en reducir al mínimo los contagios” para más tarde asegurar que “los vecinos deben confiar en el Municipio de Alcobendas. Aprobaremos las medidas que sean precisas para calmar la economía de las familias, de los autónomos y emprendedores, y a fin de que las grandes multinacionales que producen treinta y cinco trabajos en la urbe cuiden a sus trabajadores”.