La Comisión ha estudiado los informes del Plan de Calidad del Aire y del Plan de Acción Sonoro y ha acordado la instalación de contenedores para las fracciones de restos en todos y cada uno de los centros municipales.

Con la meta de efectuar aportaciones para situar al Municipio de Alcobendas en la Agenda dos mil treinta de Naciones Unidas, la Comisión Municipal de Sostenibilidad ha festejado su primera asamblea del nuevo orden. La Agenda dos mil treinta de la Organización de la Naciones Unidas aboga por políticas trasversales cara la creación de valor sustentable, tanto en los aspectos económicos, medioambientales y sociales, a corto y largo plazo. El encuentro, encabezado por la concejal de Medio Entorno, Cristina Martínez, ha reunido a representantes de diecisiete departamentos del Municipio de Alcobendas.

“Queremos dar un nuevo impulso a esta Comisión por el hecho de que es esencial la implicación de la Administración Local en la consecución de los objetivos medioambientales y de sostenibilidad global frente a la urgencia climática. Los municipios tenemos un papel esencial para hacer posible esos logros internacionales” ha señalado Cristina Martínez.

En esta asamblea de la Comisión de Sostenibilidad, los conjuntos de trabajo del Plan de Calidad del Aire y del Plan de Acción Sonoro han presentado sendos informes. El primero plantea la mejora de la eficacia energética de las instalaciones municipales (polideportivos y centros culturales), auditorías energéticas a veintisiete edificios públicos y la renovación y optimización de la flota de automóviles municipales con tecnologías menos contaminantes, entre otras muchas cuestiones. El segundo ha efectuado una encuesta para conocer la afección del estruendos generado por las carreteras y el tráfico en la urbe, aparte del procedente de la industria y el ocio nocturno. Su objetivo principal es reducir la incidencia sonora a menos del cinco por ciento de la población.

La Comisión Municipal de Sostenibilidad ha acordado la instalación en un corto plazo de pequeños contenedores de las distintas fracciones de restos en todos las construcciones municipales. “Alcobendas acepta que puede y debe tener un papel protagonista como líder y motor del desarrollo de la responsabilidad social, incorporando criterios éticos, sociales y ambientales en las resoluciones que tome, favoreciendo, además de esto, que se impulsen esos criterios en otras organizaciones, ejercitando el papel ejemplar que la Administración debe tener”, ha subrayado la concejal de Medio Entorno, Cristina Martínez.