Los fondos del museo valenciano de fotografías, fotomontajes y publicaciones del periodo comprendido entre las 2 guerras es uno de los más importantes del planeta

Bajo el título Escribir con luz. Fotografía de entreguerras en la Compilación del IVAM, Alcobendas expone más de 250 obras procedentes de los fondos fotográficos del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). Se trata de una compilación indispensable para el estudio de las principales corrientes fotográficas de los siglos XX y XXI. Los fondos de la extraordinaria colección del IVAM de fotografías, montajes fotográficos y publicaciones de vanguardia del periodo comprendido entre las dos guerras es uno de los más importantes del planeta y se va a mostrar en el Centro de Arte Alcobendas (c/Mariano Sebastián Izuel, nueve), del veinte de febrero al cuatro de mayo de dos mil diecinueve.

La exposición Redactar con luz. Fotografía de entreguerras, comisariada por Joan Ramón Escrivá, examina uno de los periodos más brillantes de la fotografía, de su reflexión teórica y de su proyección pública. La muestra es un recorrido por las principales corrientes y también innovaciones del periodo de entreguerras y rastrea ciertos hitos que se alcanzaron en el recorrido desde la irrupción de la fotografía experimental durante los años veinte del pasado siglo, hasta la consolidación del estilo reportaje en los 30 de ese siglo. Esta exposición se celebra con motivo del 30 aniversario de la creación del IVAM y está incluida en el programa de actividades VIP de la feria de arte ARCO.

APARTADOS DE LA EXPOSICIÓN

– La nueva fotografía
Representa la nueva fotografía de vanguardia de los años 20, en los que Alemania y la Unión Soviética se transformaron en los principales focos de experimentación en el ámbito de la fotografía artística. Fotogramas, fotomontajes, fotografías de rayos X, fotografía microscópica, arriesgadas composiciones en escorzo, en picado o bien en primer plano, solarizaciones, fotos aéreas o fototipos, fueron la seña de identidad de la nueva fotografía de vanguardia durante esta temporada. Este apartado incluye obras de los artistas Ladislav Berka, Pere Catalá Pic, Horacio Coppola, César Domela, El Lissitzky, Boris Ignatóvich, Agustín Jiménez Espinosa, Jan Kamman, Gustav Klucis, Germaine Krull, László Moholy-Nagy y Edward Weston.

– John Heartfield y la gaceta AIZ
Representante alemán de movimiento radical Dadá, John Heartfield halló en el montaje fotográfico una poderosa arma al servicio de la lucha por sus recién estrenados ideales marxistas después de la 1ª Guerra Mundial. En 1930 Heartfield comenzó a realizar su festejada serie de montajes fotográficos político-satíricos para la gaceta de orientación comunista AIZ (Arbeiter Illustrierte Zeitung), un vasto conjunto de más de doscientas obras en las que combinaría de una forma magistral los recursos de la caricatura de la vieja prensa satírica (la metamorfosis, la hibridación y el antropomorfismo) con la eficacia cinematográfica del montaje fotográfico.

– El montaje fotográfico soviético
El montaje fotográfico y la fotografía se convirtieron muy pronto -al lado del diseño gráfico y el cine- en las señas de identidad de la vanguardia en el proceso de construcción de la Unión Soviética durante los años veinte. Este apartado examina las aportaciones de artistas imprescindibles del arte del siglo veinte como Valentina Kulagina, Alexandr Ródchenko, Varvara Stepánova, El Lisstizky, Gustav Klutsis o bien los hermanos Stenberg.
La revista URSS en Construcción ocupa asimismo un lugar destacado en este apartado de la muestra. Lujoso magazine propagandístico producido en la Unión Soviética desde mil novecientos treinta, emplearía artistas destacados de la vanguardia de los años 20 y utilizaría la fotografía como principal herramienta de verificación de los logros de los planes quinquenales de Stalin en la era de la Gran Depresión capitalista.

– Extrañamiento y fotografía
Muestra de qué manera el surrealismo prestó una especial atención a la imagen fotográfica como elemento perturbador, como estímulo desencadenante de los mecanismos de percepción del misterio, lo siniestro o bien lo maravilloso que podría encontrarse en lo banal desde las estrategias de extrañamiento. Obras de Man Ray, Horacio Coppola o Herbert List ocupan este apartado en el que resalta los fotomontajes que efectuó la artista Grete Stern para la gaceta argentina Amorío, dedicado al mundo de los sueños

– El estilo documental.
Recoge el trabajo de autores que pusieron en práctica a, partir de los años treinta, un tipo de fotografía que se acercaría poco a poco más al reportaje periodístico creando imágenes en forma de series cuidadosamente montadas y agrupadas, capaces de producir una potente narrativa visual. En tiempos de la Gran Depresión, el estudio de la cultura popular y, habitualmente, el estudio de sus pésimas condiciones de vida, iba a acaparar el centro de atención de las nuevas prácticas fotográficas que encontrarían sus vías de difusión masiva en los semanarios ilustrados de la temporada. Se exponen en este apartado obras de Margaret Bourke-White, Robert Capa, Agustí Centelles, Walker Evans, Dorothea Lange, Russell Lee, Tina Modotti, Arthur Rothstein, August Sander, Ben Shahn y Paul Stran

1 COMENTARIO

Responder a Amaia Cancelar respuesta

Dejanos tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí