Es la primera de la zona norte de la villa de Madrid en percibir este galardón

Alcobendas recibió el día de ayer el Certificado de Urbe Solidaria con el Alzheimer que da la Confederación De España de Alzheimer (CEAFA) por su trabajo a favor de las personas que sufren esta enfermedad. Alcobendas es una de las once urbes en la Comunidad de la capital española que recibe este distinción, y la primera de la zona norte de la villa de Madrid.

El acto estuvo encabezado por el vicealcalde, Miguel Ángel Arranz, y la presidente de la Asociación de familiares enfermos de Alzheimer de Alcobendas (AFAEAA), Teresa Vázquez, acompañados por la concejal de Salud, Ofelia Culebradas, y de la de Temas Sociales, Inma Puyalto. Arranz apuntó que este premio “nos da todavía más fuerza para hacer más acciones destinadas a los enfermos de alzheimer y a sus familias. Este Municipio ya desarrolla programas concretos para el colectivo, mas daremos un paso más, pondremos énfasis en la figura del familiar cuidador, pues asimismo precisa ser cuidado, precisa tiempo para sí mismo y en ese sentido vamos a poner el foco en los próximos años”.

El vicealcalde recordó que “cada año, aumentan los perjudicados por enfermedades de deterioro cognitivo como es el alzheimer”. Por esta razón, desde el Municipio, ya se están desarrollando ciertas acciones como, por poner un ejemplo, la instalación en el recién estrenado Parque de Asturias-Cantabria de un aparato de ejercicio amoldado a personas con esta enfermedad. Además de esto, el Consistorio reparte doscientos treinta pulseras QR por año que asisten a la ubicación de estas personas si se desorientan. Un programa que se complementa con el proyecto de la Policía Local de Alcobendas “Queremos caminar contigo” consistente asimismo en la distribución de pulseras para personas enfermas de alzheimer y mayores con inconvenientes de orientación.

Asimismo, Alcobendas cuenta con un programa de prevención de la dependencia, destinado a personas mayores de sesenta y cinco años, con alguna restricción en sus capacidades físicas, cognitivas y/o sociales que precisan el apoyo de actividades y servicios acordes a su situación para sostener el máximo grado de autonomía. En este programa se abarcan las estancias diurnas temporales; talleres de psicomotricidad, estimulación cognitiva; transporte adaptado; baños geriátricos; y Programa de Atención Integral Domiciliario (PAID).